Volver atrás

CATI


En la comarca del Alto Maestrazgo (L'Alt Maestrat)

Gentilicio:

catinense

Declarado su conjunto histórico Bien de Interes cultural en 2004

Ermita de San Vicente Ferrer siglo XVII a 3 km.de la población

Fuente de la Masà

Fuente de San Vicente Ferrer

 

Historia:

 La historia de Catí está ligada a la conquista de Morella por parte de Blasco de Alagón. En 1239 obtiene la carta puebla, por la que Ramón de Bocona y otros cuarenta ciudadanos se instalan en la zona. Siempre dependiente de la jurisdicción de Morella, no se independizó, como muchas otras poblaciones, hasta 1691, habiendose comenzado el pleito entre ambas poblaciones en 1292. San Vicente Ferrer estuvo en la villa en 1410 y en su memoria se construyó una ermita con su nombre.

 

En una de las plazas de la población encontramos una escultura en forma de huevo, que quiere simbolizar el nacimiento de Cati como villa independiente en su tercer centenario 1691-1991. En ella podemos ver el escudo de la población.

 

En el escudo de armas de la villa figura un perro, simbolo de la fidelidad de la villa al rey. También fiiguran las barras de Aragón y la corona real.

 

Iglesia Parroquial de la Asunción (L'Assumpció de la Mare de Déu) siglos XIII al XVIII.

Iglesia gótica de la que no se tienen referencias documentales sobre su fecha de construcción; pero en una visita pastoral que se realizó en 1315 ya estaba abierta al culto, por lo que se data su construcción a finales del siglo XIII.

 

A lo largo de los siglos XIV y XV, se van realizando diversas obras en su interior; en 1354 se construye la capilla de San Blas (la primera en ser realizada), en 1377 la capilla de San Miguel y San Pedro Apòstol; realizada por Bertomeu Duran para la familia Montserrat. En la clave de la capilla encontramos el escudo de la citada familia (una montaña y una sierra); en 1389 Jaume Sans construye la capilla de San Martín (patrón de Catí); en 1447 la capilla de los Santos Juanes (San Juan Evangelista y San Juan Bautista) costeada por la familia Sentjoan (Sanjuan). En 1448 Pedro Crespo construye la conocida como primera Capilla de la Pasión, que luego pasará a llamarse de San Pedro Mártir y San Lorenzo, realizada a expensas de la familia Espígol en 1460. En la clave de la bóveda podemos ver el escudo familiar.

 

En 1451 Pedro Crespo y Antonio Arbó edifican la que se conoce como segunda Capilla de la Pasión en cuyos arcos podemos ver distintos elementos de la Pasión de Cristo.

 

En 1503 Joan Bellmunt realiza la Capilla de las Ánimas. La Capilla del Roser se realiza en 1549 a expensas de la familia Sans i Montserrat.

 

Otras capillas son el Altar de San Antonio Abad (1388), el Altar de Santa Apolonia y Santa Lucia y la Capilla del Santisimo Nombre de Jesús (1640) con una imagen de la Virgen del Avellá bajo cuya advocación se encuentra actualmente.

 

Entre 1742 y 1744 (siglo XVIII), se construye la capilla de la Comunión, con interesantes pinturas murales de Pasqual Mespletera en su interior. Dispone de una entrada desde el exterior por la plaza de la Iglesia y por el interior del templo a través de un pasillo situado en la capilla de San Pedro Mártir. En el interior de esta capilla encontramos diversas imagenes de culto.

 

En el año 1757 la iglesia disponía de 17 altares o capillas. En el año 1937 fueron cortadas las cuatro capillas laterales del lado del evangelio quitandoles profundidad para poder ensanchar la calle Mayor para el paso de vehiculos a motor.

 

Es una iglesia de nave única (32 m. x 10,5 m.) y testero recto, dividida en tramos por arcos ojivales y con dos puertas de estilo románico, la principal que da a la plaza de la iglesia data del siglo XV y la secundaria del siglo XIII que da a la calle Mayor y tiene más valor artistico que su homologa. Por su tipologia constructiva el templo se adscribe al grupo de las conocidas como iglesias de reconquista.

 

Dispone de una torre-campanario de planta cuadrangular construida en 1615 por Pedro del Sol. La torre está formada por dos cuerpos, el inferior es compacto mientras que en el segundo se aloja el cuerpo de campanas y a él se abren dos vanos por cada lado. Remata la torre una pequeña terraza, y el reloj que podemos ver en ella que es de 1950 (siglo XX).

 

La iglesia guarda el famoso retablo del siglo XV dedicado a San Lorenzo y San Pedro de Verona o Mártir, pintado por Jacomart con una imagen bastante fidedigna de San Vicente Ferrer. Este famoso retablo se conserva en la conocida como Capilla de los Spigol (antes conocida como de la Pasión) construida en 1448.

 

A los pies de la iglesia bajo el coro se conserva una pila bautismal de gran tamaño realizada en piedra.

 

En 1671 Pedro Escrí, realiza el retablo del Altar Mayor, de estilo churrigueresco y que en 1697 Victor Montserrat doraría completamente. Este retablo desapareceria durante la Guerra Civil Española.

 

La Casa abadía

contigua fue edificada en 1376 por el cura Pedro Duran.

 

En su interior también se guarda el "Prigó d'Avinyó" (cruz de término o peiró). Considerado el más antiguo de la Comunidad Valenciana. Realizado en 1374 (siglo XIV). En uno de sus laterales podemos encontrar una imagen de "Sant Jordí" y en el lado opuesto el de Santiago peregrino, ya que Catí se encuentra en la ruta del Camino de Santiago desde el Levante. En su parte frontal podemos admirar la imagen de San Pedro. Originariamente se encontraba en el cementerio pero debido al deterioro que sufría fue llevado a este lugar protegido, y en su ubicación original se ha colocado una copia.

 

A destacar en la portada románica que recae a la plaza, el reloj de sol pintado en su frontis. Catí guarda seguramente uno de los mejores conjuntos de relojes de sol medievales. Usado desde la antiguedad con el fin de medir el paso de las horas y los minutos, emplea la sombra arrojada por un gnomon. En nuestra portada destaca por ser además un reloj de sol zodiacal, realizado en 1683. El reloj se denomina vertical declinante y por su cálculo, trazado y construcción es único en la Comunidad Valenciana. También podemos ver otros relojes de sol en la fachada de la Capilla de la Comunión de la Iglesia, otro en la casa Miralles y otro en la torre campanario de la iglesia.

 

En el año 1936 la iglesia fue saqueada, cerrada al culto, quemados sus altares, retablos, imagenes y objetos de culto, el monumento del jueves santo (1661), el sagrario (1723), el órgano (1741), libros y manuscritos del archivo parroquial y municipal. La iglesia es convertida en tienda de comestibles y en salón de baile. Tan sólo se salvó el retablo de Jacomart, la sillería del coro de Jesús y los Apóstoles y la imagen de San Pedro de Castellfort.

 

A partir de 1938 se inicia un periodo de reconstrucción. Es colocada la imagen de la Asunción en el Altar Mayor, un nuevo Sagrario, un Cristo en la Capilla de las Ánimas. Se eliminan las pinturas de la iglesia dejando la piedra desnuda y más recientemente se colocan las vidrieras en las ventanas de la iglesia.

 

Casa de la Vila - Llotja.

Edificada en 1428 (siglo XV) bajo la dirección de Bernat Turó, natural de Traiguera, con la finalidad de buscar un espacio mayor para celebrar las reuniones del Consell (Concejo de la Ciudad). En la obra fue ayudado por sus hijos Joan y Bernat y se alargarian hasta 1437.

 

El edificio se compone de planta baja y Lonja abierta al exterior; y piso principal donde se reunia el Consell. La planta baja sería utilizada como carniceria comunal y almecen de trigo entre otros menesteres. Alguna de las habitaciones que dan a esta planta también sería usada como prisión. La lonja por su parte exterior tiene dos arcos góticos,y dentro y de lado tres arcos de estilo ojival. En su fachada principal podemos ver dos bellas ventanas góticas que se corresponden con la Sala del Concejo. La Lonja se cubre con una techumbre de madera en la actualidad ennegrecida por la brea y bastante deteriorada.

 

A ella se accede a traves de una escalera y una puerta que sube hasta el piso principal. La Sala del Concejo, de 16,72 por 10,20 metros dispone de dos ventanas adinteladas de estilo gótico con una fina columna central que se abren a la fachada principal. También en uno de los laterales se abre un óculo con traceria gótica que facilita la iluminación. El suelo de la sala se encuentra empedrado y es el original. El artesonado es de madera, en la actualidad rehabilitado. El techo se sustenta por dos columnas de fuste octogonal situadas en el centro de la habitacion.

 

En las paredes podemos encontrar restos de la decoración pictórica mural de que disponía la sala, y que se cree hacen referencia a algún hecho belico donde participaron los habitantes de Catí, pero sin haberse podido determinar el lugar de los hechos.

 

Sería en 1991 cuando se construyó el nuevo edificio del ayuntamiento, justo enfrente de la Casa de la Vila, cuando este fue abandonado y su Sala del Concejo usada como sala de cine, lugar de ensayo de la banda de música, sala de exposiciones, presentaciones de libros etc.

 

Casa del Delme siglo XIV.

El Delme o la torre era un edificio de grandes proporciones que en sus orígenes era el lugar donde se recogía el tributo del "delme" o diezmo de las cosechas por el señor de la Villa. En 1338 ya se conoce su existencia, pues consta que en esa fecha ya se reunían los consellers de la villa antes de disponer de casa propia. En otro documento de 1375 se la menciona como la Torre del pueblo.

 

Casa de Joan Spigol.

Casa de dos pisos mandada construir por el mercader Joan Spigol, que además sufragaría la capilla de la Pasión de la iglesia parroquial en 1451.

 

Casa de los Montserrat siglo XVIII.

Contigua a la casa de los Miralles, conserva unas rejas artesanales en su parte posterior y una escalera central rectangular con cúpula.

 

Casa de Geroni Martí siglo XVII.

Su fachada fue edificada en 1630 por Geroni Martí. De origen catalan, era mercader de lanas y de textiles que se estableció en Catí. Su emblema formada por la figura de una mano está declarado Bien de Interés Cultural. Dispone también de una interesante reja en su fachada.

 

Casa dels Sans.

Edificio de grandes proporciones. Fue propiedad de la célebre y noble familia "dels Sans" que en 1667 se unió con el linaje de los "LLeons de Valencia". Sobre el dintel de la puerta encontramos su escudo nobiliario tallado en piedra.

 

Casa de los Miralles siglo XV:

Primero llamada Casa de San Juan y, después, de Miralles. Está edificación de estilo gótico civil se levanta al lado de la Casa de la Vila y fue mandada construir por el mercader y notario de Catí, Ramón San Juan en 1455.

 

De ella hay que destacar la fachada de sillería con ventanas góticas y las arcadas interiores. Es obra del cántabro Pedro Crespo, que también trabajó para Joan Spigol y Luis Bellmunt en la capilla de la Pasión de la iglesia parroquial.

 

En la parte posterior de la planta baja se encuentran las antiguas caballerizas, granero y cocina, según las trazas originales. En el piso superior se encontraban las habitaciones privadas.

 

La fachada exterior se compone de dos cuerpos separados por una moldura. Antiguamente la portada estaba formada por un arco de medio punto con dovelaje de piedra y dos ventanas adinteladas a su lado. En la actualidad la portada ha sido transformada en una puerta de dintel recto. El piso superior se decora con dos ventanas rectangulares, con una columnilla en su centro y tracería gótica en la parte superior del vano. La ventana se resguarda por una moldura a modo de alfiz que apoya en mensulas decoradas. Remata la fachada un doble alero de madera de gran riqueza decorativa realizado en el siglo XVIII.

 

Antiguo Hospital Siglo XIV.

El edificio estaba dotado con tres camas y realizaba tanto funciones de cuidado de enfermos como de hospedería de peregrinos. La fachada disponía de una espadaña, ahora desaparecida, ya que antiguamente disponía de capilla propia. La portada está formada por un arco de medio punto realizado en sillar. En la actualidad el local es Hogar del Jubilado.

 

En 1739 (siglo XVIII) se bendijo la nueva capilla después de unas obras de remodelación. Nos lo recuerda una inscripción en una de sus ventanas.

 

Ermita de la Virgen del Pilar

a 6 km.de Catí, es obra del siglo XVII. El templo tiene unas dimensiones de 13 de metros de largo x 6,60 metros de ancho y 5 metros de altura. La techumbre a doble vertiente se sustenta por dos arcadas de piedra. En la fachada podemos encontrar una espadaña. Preside el Altar Mayor, la Virgen del Pilar.

 

Ermita de Santa Anna.

De una sólo nave, se sustenta sobre tres arcos en piedra. Edificada en el siglo XV, dispone de Altar Mayor y coro a los pies. Obra del cantero de Forcall (Castellón) Arnaldo Pedro.

 

Santuario de la Virgen de L'Avella:

a 5 km. de la población. Alrededor de 1550 (siglo XVI), la Virgen se apareció a una anciana ciega y leprosa. Esta le ordenó lavarse en las aguas del manantial y al instante curó de sus males. En el lugar del milagro, se levantó primero una ermita y más tarde unos baños. En la actualidad es un Balneario de Aguas medicinales y embotella agua mineral para su venta por toda España.