Carnes de Castellón

Carnes de Castellón

A pesar de su tradición pesquera y marinera, Castellón no da la espalda a los productos del interior, podemos destacar las carnes de caza (conejo, liebre, perdiz ... ), además de el cordero asado y el cerdo que además de formar parte de recetas tradicionales, también son la materia prima fundamental de excelentes embutidos y jamones complementando la gastronomía de nuestra provincia.



Un paso obligado de la provincia de Castellón es la carne a la brasa, mayoritariamente procedente del cordero, que pasta en lugares en los que abundan las hierbas aromáticas, y el ganado vacuno que se cría en las zonas de interior.

Las clásicas chuletas braseadas o el jugoso ternasco son platos de primera magnitud e indispensables en cualquier mesa durante cualquier estación del año.

Gran parte de nuestras carnes proceden también de las tradicionales matanzas del cerdo, que antiguamente eran la base del sustento de las gentes del interior de Castellón, éstas todavía tienen lugar en muchos hogares de la provincia durante el mes de enero siendo todo un ritual y base de exquisitos platos. Dentro de la extensa gama de los productos provenientes de la matanza, sin duda, el máximo exponente es el jamón que, convenientemente curado, es toda una delicia.

Para la elaboración del jamón es imprescindible contar con la climatología apropiada para su correcta curación y en este sentido, la mayor parte del interior de Castellón goza de un clima propicio, por ser durante gran parte del año frío y seco obteniéndose de esta forma jamones y embutidos de gran calidad.