Volver atrás

CABANES


Arco romano

Iglesia de San Juan Bautista siglo XVIII

 

Historia:

De época romana se han hallado en las inmediaciones de la población varias piezas y restos arqueológicos; pero, sin lugar a dudas, es el famoso arco romano, cuya construcción atribuyen al esfuerzo de una noche, el emblema de esta alquería musulmana que obtiene su carta puebla en 1243. Dependiente del castillo de Miravet, Cavanes fue creciendo paulatinamente hasta terminar anexionando, en 1575, los términos de los antiguos castillos de Albalat y Miravet.

 

Ayuntamiento: Palacio municipal o Casa de la Villa.

Construido en el siglo XV en la actual plaza de la iglesia, tiene en la fachada una ventana con arcos trilobulados.

 

El interior del edificio perdió buena parte de su aspecto original debido a las sucesivas remodelaciones, pero una repristinación, efectuada en 1981, permitió recuperar una parte de su aspecto gótico original.

 

En el porche se hallan las cárceles de hombres y en el interior de la lonja, que está debajo del mismo edificio, se encuentra la antigua cárcel de mujeres.

 

Castillo de Miravet:

El castillo, de origen musulmán, se encuentra en un alto cerro al que se puede acceder por una senda que parte desde la carretera que une Cabanes y Oropesa. Las ruinas conservan una buena parte de la estructura de la fortaleza (lienzos de murallas, accesos, torre y la derruida iglesia de San Martín y San Bartolomé, que aún conserva varios arcos apuntados y de medio punto) y de las casas y dependencias de antiguo poblado. Los restos que se aprecian pertenecen al periodo cristiano ya que, en su momento, el obispo de Tortosa organizó la reconstrucción del antiguo conjunto musulmán.

 

El castillo constaba de dos recintos amurallados que se adaptaban a las irregularidades del terreno. También tenía un foso artificial que lo defendía en su parte más accesible. El Cid lo conquistó en 1091 y desde 1093 a 1103 lo mantuvieron varios gobernadores reales, con el fin de contener la invasión de los almorávides. El control cristiano no fue definitivo hasta la conquista de Jaime I. El castillo y el poblado fueron abandonados en 1575, cuanfo fueron anexionados a Cabanes.

 

Ermita de Santa Águeda y Santa Lucia:

Ermitorio situado en la parte del desierto de Las Palmas que recae sobre Cabanes, y en cuyo santuario se venera la patrona de la villa, Nuestra Señora del Buen Suceso, popularmente conocida como la Mare de Deu de les Santes.

 

Cuando en 1243, el obispo-barón concedió la carta de población a Cabanes, se estipuló que el barranco de Rixer, muy abundante en aguas, sería para los nuevos habitantes, salvo los molinos y dos huertos que retenía el señor territorial. Y fue en este lugar donde se construyó la antigua ermita, reconstruida de nuevo entre 1611 y 1617.

 

El edificio consta de una sola nave y su bóveda de crucería está sostenida por dos arcos torales. La entrada lateral está coronada por dos hornacinas con las imágenes de las santas.

 

Iglesia fortaleza de Albalat:

Esta iglesia fortificada se encuentra en el poblado de Albalat dels Ánecs, en el término municipal de Cabanes, y a los pies del monticulo sobre el que se levanta el antiguo castillo de la población, actualmente en ruinas, ordenado construir hacia 1280 por el obispo de Tortosa y abandonado en 1575 cuando queda incorporado a Cabanes.

 

La iglesia servía de defensa ante los continuos ataques de los piratas berberiscos y era, además, el templo del antiguo castillo. Dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, su construcción se sitúa hacia el siglo XIV y consta de una sola nave. Hay que destacar el ábside semicircular añadido a modo de torreón, las troneras para los ballesteros y las almenas superiores. La iglesia fue restaurada en 1981 dejando bien visibles en su exterior algunos de los elementos defensivos, como el del muro que se eleva hasta el tejado, para suprimirlo y convertirlo en una terraza almenada.